El déficit del ANSES seguiría en ascenso en 2018



El déficit del ANSES seguiría en ascenso en 2018

El déficit del ANSES seguiría en ascenso en 2018: Sin nuevas modificaciones en el régimen previsional, el déficit de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) pareciera inducir a altos niveles de gasto público y de impuestos y disminuciones en los niveles de inversión y crecimiento.

El déficit del ANSES seguiría en ascenso en 2018

Alertan que el déficit del ANSES seguiría en ascenso en 2018

Desde la consultora Economía & Regiones (E&R) así lo han consignado en el Semanario Económico, donde los especialistas señalaron que “la principal pregunta que se hace el empresariado argentino es: ¿Será negocio invertir en la segunda mitad de la presidencia de Macri?”.

Dijeron además que “Dado que Argentina enfrenta una estanflación de oferta por asfixia estatal, será negocio invertir si y sólo bajan los impuestos y el déficit fiscal”, y explicaron que en dicho marco ” y como condición previamente necesaria, hace falta discutir cuánto y dónde vamos a achicar al Estado y su gasto público”.

“Hasta ahora el Estado Nacional vino bajando los subsidios económicos, que perdieron peso relativo en el gasto primario del Presupuesto, bajando de 16% (2016) a 7% (2018). Sin embargo, el recorte de los subsidios económicos implica que el ajuste lo está haciendo el sector privado, que es el que ahorra, invierte y también consume”, consideraron.

Los economistas, por su parte, dicen que “salvo en el sector de la energía, el recorte de los subsidios energéticos no provoca boom de inversión privada que gatille crecimiento y empleo”.

Además, destacaron “Para que haya inversión privada, más empleo y crecimiento macroeconómico tiene que haber, ante todo, menos gasto. Sólo con menos gasto puede haber menor déficit y menos impuestos; y luego crecimiento. ¿Dónde ajustar? La respuesta es simple: adónde este el mayor gasto. Y el mayor gasto está por lejos en Seguridad Social; y luego en empleados públicos (más Universidades)”.

Después se encargaron de señalar que dependiendo de lo trascendido, el Proyecto Presupuesto 2018 gasta un 59 por ciento del gasto primario en la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y PAMI, lo que estaría representando un aumento de 12 puntos porcentuales contra el año 2016, que fue del 47 por ciento.

La seguridad social se “lleva” cada vez “más”, dependiendo de la  Economía & Regiones (E&R) y “el pago de salarios (más Universidades) es la otra cuenta que gana peso relativo dentro de la estructura del gasto, pasando de 15% (2016) a 17% (2018)”.

“Es decir, el gasto fijo en seguridad social y salarios (más universidades) insume el 76% del gasto primario, es decir 14 % más que en 2016”, se dijo desde la consultora.

Un detalle a tener en cuenta es que la cantidad de empleados públicos nacionales han disminuidos en un -5,3 por ciento, cuando se compara el primer trimestre de 2016 (437 mil) con el mismo periodo del año en curso (414 mil). No obstante, esta disminución notable, en la planta de empleados no tiene como compartida un menor volumen de pago salarial.

“Sin embargo, el problema más importante está es la seguridad social, ya que el gasto de la ANSES es el mayor del Estado Nacional. En términos del PBI, el gasto del ANSES aumenta de 9,1% (2016) a 9,8% (2017) del PBI. Los gastos del ANSES crecen más que sus ingresos, lo cual hace que su resultado negativo tenga tendencia estructuralmente alcista, pasando de 2,6% (2016) a 3,1% (2017) del PBI”, establecieron los autores del Semanario Económico. “Y sin cambios de fondo, como viene sucediendo hace años, el déficit del ANSES seguiría en ascenso en 2018”, dijeron.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*